Pago Donde Nací te ofrece

ENVIOS A TODO EL PAIS

A los amigos del interior o bien de otras provincias pueden consultar por sus cd´s, libros o cancioneros preferidos y se los enviamos a traves del CORREO ARGENTINO -CONTRAREEMBOLSO.
Pasanos un mail a: pagodondenaci@hotmail.com con el/los discos que necesitas y tus datos a donde queres recibir los mismos y nos pondremos en contacto con vos

Hace click y podrás acceder a mas videos de Pago Donde Nací TV

Nuestros Programas

Sana convivencia

Anoche hubo encuentro entre rock y folklore, aunque la presencia de fans de Divididos no fue masiva.Fue una noche de escasa convocatoria para la plaza. Hoy esperan el primer lleno con el Chaqueño Palavecino.

Muchos esperaban la noche de anoche en Cosquín, y los interrogantes que planteó la inclusión de Divididos en la programación del 48º Festival Nacional de Folklore comenzaron a develarse desde temprano. El primer indicio, por la mañana, fue que la boletería no registraba una muy buena venta anticipada. El segundo, por la tarde, fue que, si bien hubo fila para sacar entradas, en la ciudad no se veían demasiadas remeras “distintas”, clima marcadamente juvenil, signos de esa saludable diversidad que era lícito esperar en un festival que se anima a ir más allá de sus fronteras. O, mejor, que tiene la prudencia de –a esta altura de los eventos– no plantearlas.

Eso sí, cerca de la medianoche, cuando buena parte del programa de la tercera luna había transcurrido, se formó una larga cola de unos 100 metros, de jóvenes dispuestos a sacar sus entradas.

De todas maneras las respuestas, aún si parciales, abren nuevos interrogantes. Por ejemplo si el costo de las localidades no estaba más allá del acotado bolsillo juvenil, o si públicos que se podrían considerar decididamente distintos –cosa que no sería para nada grave, al contrario– son también inconciliables.

A la siesta, los músicos de Divididos probaron sonido bajo un cielo que movía nubes color de lluvia. Anticiparon lo que sería el set folklórico que abriría su actuación –prevista para cerca de las tres de la mañana–, con temas como Vientito del Tucumán, Ortega y gases, Andalavartelo, Clavador, Niño, ¿Qué ves?, Guanuqueando y, naturalmente, esa versión de El arriero de de Atahualpa Yupanqui que proyectó sus sentidos en otras generaciones y ámbitos distintos a las del autor.

Un poco de eso se trataba el hecho, sin duda histórico, de que Divididos venga finalmente a cantar a la plaza del folklore.

En la prueba de la siesta se pudo ver también a algunos de los invitados de lujo. La lista incluiría a Peteco Carabajal, a Demi Carabajal –que cumplía el sueño del pibe–, a los músicos del recordado Ricardo Vilca y Fortunato Ramos, que participaría con sus erquenchos en Mañana en el Abasto, clásico de Sumo.

Siga el corso. A las 22 la plaza estaba cubierta en apenas un 30 por ciento y el público no era demasiado distinto al de una jornada cualquiera del festival. La noche comenzó con lo propio de cada día: evocaciones –anoche fue para el gran Manuel José Castilla que volvió a través de su soneto La Casa, dicho por él mismo–, el ballet con sus cóndores y paisanos, el grito de Fabián Palacios, el chisperío y los fuegos artificiales. La arenga de Miguel Ángel Gutiérrez evocó los 47 años de nacimiento del festival. Cosquín comenzaba a cantar su noche “distinta”, pero pocas cosas parecían indicarlo.

Los Tekis fueron los encargados de abrir el fuego musiquero y enseguida se armó el bailongo. Después de una introducción que no se sabía si estaban por dar La guerra de las galaxias o si estaban por cantar un grupo jujeño, comenzó una intensa evocación de la Pachamama, en la que participó como invitado Rubén Patagonia. La plaza seguía poblándose sin prisa, mientras rumores de carnaval bajaban del Norte con el sonido potente y la variedad de ritmos que hace que nadie quede indiferente a tanta voluntad festiva. Muchos aplausos en la apertura.

Después de Mixtura2, grupo instrumental ganador del Pre Cosquín, llegó Rafael Amor. El trovador propuso la calma de sus canciones y se hizo escuchar.

Homenaje a Carlos Carabajal. Tras la actuación de Aguablanca y Rubén Patagonia, ahora con su banda, llegó el homenaje que Roxana, Graciela, Demi y Peteco rindieron al recordado papá Carlos Carabajal, uno de los padres de la chacarera.

Había que esperar que pasen una larga lista de artistas, entre los que se destacaban Juan Saavedra y el excelente trío instrumental Martínez-Jaurena-Ciavattini. Después, tal vez la historia tendría la oportunidad de abrir otro capítulo en la historia coscoína.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario